Somos SUSTENTIS, buscamos la transformación positiva, sustentable y natural

$13.900,00

3 cuotas sin interés de $4.633,33
Ver más detalles
Envío gratis superando los $40.000,00

Nuestra CREMA PARA EL CUERPO Y MANOS DE FRUTOS ROJOS Y UVA, fue creada para lograr una prolongada acción HIDRATANTE en tu piel.

El aceite de pepitas de uva, es muy rico en vitamina E y C. Estos dos potentes antioxidantes eliminan los radicales libres, previniendo la degeneración celular, y desalentando el envejecimiento de la piel.

Además contiene ácidos grasos insaturados, fosfolípidos y fitoesteroles; potasio, hierro, calcio y magnesio que son muy beneficiosos para tu cuerpo.

El 70 % de su composición es omega-6 (ácido linoleico) y un 20 % es omega-9 (ácido oleico), elementos muy positivos para la ralentización del envejecimiento celular.

La manteca de Karité orgánica, es un ingrediente natural muy utilizado en cosmética por sus grandes beneficios. Este lípido vegetal, extraído del árbol de karité  se usa como un emoliente en cosméticos y tiene propiedades suavizantes muy valiosas  para mejorar la piel.  Brinda

  • Protección, hidratación y nutrición intensa.
  • Regenerador celular.
  • Suaviza las líneas de expresión.
  • Activa la producción de colágeno.

La manteca de Karité Orgánica y el aceite de uva, se integran en la formulación de nuestra crema, para brindarte una dulce e intensa acción HIDRATANTE

Aromaterapia: El aroma de frutos rojos tiene efectos positivos sobre el bienestar emocional. Al ser un aroma dulce y con notas afrutadas, evoca tranquilidad y relajación. Es por ello que su fragancia siempre resulta fresca y estimulante.

Al olerlo podemos percibir de inmediato toda la energía y la vitalidad que concentran en su interior estos pequeños frutos.

Junto al aroma a uva sinergizan su efecto de armonía, tranquilidad y relajación.

Durante millones de años estos frutos silvestres fueron importantísimos para la supervivencia de la especie humana: ese vínculo tan fuerte y extenso en el tiempo, obviamente deja una huella; por esto está anclado a la memoria como un aroma vital, estimulante, alegre y saludable.